miércoles, 5 de diciembre de 2018

BELÉN: PUEBLOS DICEN NO A LA MINERIA CON ROGATIVA EN SECTOR INTERVENIDO POR EMPRESA RIO TINTO


A pesar del resguardo de Carabineros y un camión detenido que impidió acceder con vehículos, un grupo de comuneros de los pueblos originarios de la Región de Arica y Parinacota y activistas socioambientales, llegaron caminando hasta las alturas de Millune, Belén, comuna de Putre, para manifestar su rechazo al proyecto minero Trinidad de la empresa internacional Río Tinto que se realiza en el sector que supera los 4000 metros sobre el nivel del mar. 

Resguardo policial 

Con total sorpresa una vez que el grupo llegó a la entrada del camino hacia la exploración minera, fue interceptado por Carabineros quienes señalaron que recibieron una advertencia de “protesta” por lo que se apersonaron al lugar, siendo cuestionado por las y los comuneros, ya que llamó la atención que el personal uniformado se hallara junto a la empresa minera que tenía un camión detenido obstaculizando la entrada hacia la exploración minera que realizan en el sector del pueblo de Belén.

Ante esta situación el grupo integrado por mujeres, hombres y personas mayores decidió ir caminando por 4 horas y más de 4000 msnm aproximadamente, con el fin de llegar a las alturas de la intervención de la minería y realizar la ceremonia tradicional de la zona andina. 

Cabe destacar que la minera ha instalado cámaras de televigilancia en el camino. 

Daños en Millune 





Durante el trayecto ascendente, fue posible apreciar el daño provocado por la minera que transformó el paraje natural de la zona tradicional de vida de la avifauna andina y de pastoreo. La intervención con cortes de cerros para el acceso de grandes vehículos, maquinarias y tronaduras habría espantado a las tarucas y otras especies que han dejado sus huellas en las zonas altas. 

Pero sin duda la presencia de camiones aljibes y maquinarias en las cercanías de río Aquechoco, sector Tictilla, preocupó a los dirigentes de Belén y de otros pueblos de pre y cordillera, ya que la posibilidad de extracción de agua afectaría no solo a Belén sino que al río San José que abastece del vital recurso al valle de Azapa. 

Ceremonia 
Ante el escenario observado en territorios ancestrales de la comunidad de Belén, y tras el cansancio, frío y efectos de la puna, el grupo de defensa territorial hizo una ceremonia tradicional, pidiendo permiso a los ancestros y divinidades andinas y unieron fuerzas frente por lo que se viene, ya que no descartaron acciones judiciales, entre otros, por los daños producidos en la zona alta de Millune. 

Es importante señalar, que las actividades del proyecto, denominado “Trinidad”, comenzaron la última semana de mayo del 2018, sin previo aviso a la comunidad indígena mediante los mecanismos formales de comunicación, limitándose la empresa minera sólo a solicitar un pequeño espacio en la asamblea de la Junta de Vecinos de Belén, el 5 de mayo de 2018, para mostrar una escueta presentación del proyecto a los presentes. 

Por lo que los diálogos, comunicaciones o tratos que la minera Río Tinto haya sostenido con algunos dirigentes o habitantes del pueblo, de forma privada, no significan, en ningún caso, el consentimiento o aprobación del Pueblo de Belén hacia las actividades que la minera Río Tinto realiza actualmente en nuestro territorio, ni de ninguna otra. 

Movilizaciones 

Es por ello que el 21 de julio y 27 de septiembre los pueblos de Belén, Socoroma, Putre, Saxamar, Chapiquiña, Lupica, Zapahuira, Guallatire, Caquena, Codpa, Pachica, comuna General Lagos, Azapa, Lluta. Hermanas y hermanos de Miñe Miñe, Chiapa, Camiña, organizaron masivas movilizaciones en defensa del territorio. Además, el 25 de octubre realizaron una intervención en encuentro gubernamental por el Plan Parinacota desarrollado en Putre donde se recalcó la vulneración al derecho a consulta consignado en los tratados internacionales de Derechos Humanos, restitución y reconocimiento de los territorios ancestrales, reforma al código de aguas y minería donde se reconozca nuestros derechos y eliminación del eje minero.

jueves, 27 de septiembre de 2018

Arica: Pueblos se movilizaron en defensa del territorio y contra la minería


Más de 150 personas de los pueblos originarios del territorio Arica y Parinacota, junto a organizaciones sociales, culturales, ambientales y personas de los valles y ciudadanía en general, participaron en la “Gran Movilización por la Defensa del Territorio y Aguas: No a la Minería”, que se realizó este 27 de septiembre en Arica.

La acción autoconvocada por los pueblos de Belén, Chapiquiña, Pachama, Copaquilla, Lupica, Saxamar, Tignamar, Guallatire, Livilcar, Zapahuira, Socoroma, Putre, Caquena, Timar, Pachica y el valle de Azapa, buscó visibilizar la oposición de los pueblos a la minería que amenaza las formas de vida tradicionales y afectación al medioambiente, exigiendo al gobierno que reconozca los territorios ancestrales y no los apropie como fiscales. Asimismo, cuestionaron el Plan Maestro de Repoblamiento para Parinacota que anunció el gobierno, estrategia que no cuenta con la participación de los pueblos.

Marcha

La movilización pacífica partió en la plaza Los Leones donde se dirigió hasta SERNAGEOMIN, organismo que recibe las solicitudes de exploraciones minera; luego las y los manifestantes llegaron a la CONAF institución pública a la que emplazaron a informar los daños de flora y fauna que están realizan los proyectos mineros que hoy están afectando a la Región. Por calle Juan Noé la marcha se detuvo en CONADI, Poder judicial y oficinas de enlace de las comunas de Camarones y Putre, ocasión donde se solicitó a las autoridades comunales que expresen públicamente su postura ante la minería y apoyen en esta lucha a los territorios.

Finalmente, la movilización llegó al frontis de la Intendencia Regional para hacer entrega de una carta donde se exige que: el Ministerio de Bienes Nacionales reconozca el derecho a la propiedad y a la posesión de los territorios que tradicionalmente han ocupado las comunidades indígenas territoriales en esta región, dando cumplimiento a la titulación de los territorios al amparo de la normativa internacional.

La reforma al Código de Agua reconozca la propiedad y el uso que ancestralmente hacen las comunidades indígenas territoriales de la región, respetando nuestra cosmovisión indígena.

La reforma al Código de Minería la cual otorga concesiones mineras en territorios indígenas, dañando irreparablemente nuestro patrimonio cultural y natural, vulnerando nuestro derecho a la consulta previa, libre e informada.

Y eliminar la minería como eje de desarrollo en la región de Arica y Parinacota y, en nuestros territorios, respetar nuestro derecho a decidir nuestro propio desarrollo.

Cabe destacar que la Gobernación Provincial no autorizó el recorrido solicitado, a pesar que la carta fue enviada hace más de 15 días de anticipación, hecho que los pueblos calificaron de arbitrario y discriminatorio. Según las y los organizadores, no descartan realizar las acciones pertinentes por vulneración de derecho a la libertad de expresión a los pueblos originarios.

REVISA LA DECLARACIÓN PÚBLICA ACÁ: 

Más información en: https://bit.ly/2QUjt4R

lunes, 24 de septiembre de 2018

Arica: Pueblos convocan a gran movilización en defensa del territorio y contra la minería


Los pueblos originarios del territorio Arica y Parinacota convocan a la comunidad y comunidad regional en general, a sumarse a la “Gran Movilización por la Defensa del Territorio y Aguas: No a la Minería”, a realizarse el 27 de septiembre desde las 9.30 horas en la plaza Los Leones en Magallanes entre Colombia y Covadonga, población Magisterio.

Según las y los organizadores, la movilización se realiza ante la usurpación de los territorios y arremetida de proyectos mineros que amenazan con las formas de vida, tradiciones, patrimonio y medioambiente de la zona andina y valles de la Región.

Los pueblos convocantes son: Belén, Chapiquiña, Pachama, Copaquilla, Lupica, Saxamar, Tignamar, Guallatire, Livilcar, Zapahuira, Socoroma, Putre, Caquena, Timar, Pachica y el valle de Azapa.

Además, se suman organizaciones estudiantiles, ambientales y sociales de Arica.

La invitación es ir con carteles y lienzos con las luchas territoriales y demandas ambientales con el fin de visibilizar las demandas al Estado de Chile.

Cabe destacar que después de la movilización del pueblo de Belén contra la minería el 21 de julio recién pasado, los territorios de forma autoconvocada determinaron salir a las calles a manifestar su postura respecto al desarrollo para la zona andina, donde recientemente el gobierno anuncia planes sin consultar a las comunidades.



Más información en: https://bit.ly/2QUjt4R

Evento Facebook: https://bit.ly/2NzSGwA

lunes, 20 de agosto de 2018

Comunidad de Belén denuncia daños patrimoniales provocados por trabajos de exploración minera



Intervenciones en sitios arqueológicos, camino tropero y afectación a la flora y fauna, son algunos de los daños producidos por la minera transnacional Río Tinto en la construcción del camino para el proyecto minero “Trinidad” en el sector de Millune, Belén, comuna de Putre, Región de Arica y Parinacota.

Así lo denuncia la comunidad de belén, quienes, en una visita al sector, realizaron una inspección a los trabajos que la minera desarrolla con el fin de llevar a cabo sondajes que, según información entregada por la empresa, se realizarían en agosto y septiembre de 2018.

Daños irreparables


De acuerdo a la comunidad, el camino minero atraviesa un asentamiento arqueológico, cercanías de antiguas habitaciones circulares, provocando un daño irreparable al patrimonio del pueblo.

Además, ocupa parte del camino tropero que une a Belén con Lupica, donde las y los antepasados se trasladaban en mulares o caballares con ganado ya sea para el pastoreo como comercio, lo que demuestra que no son “terrenos abiertos e incultos” como señala la empresa en las cartas que hizo llegar a la comunidad al consultarle por el proyecto.

Denuncian también que el camino al sondaje ha obstruido bajadas de agua, cortando el curso natural de las quebradillas, donde se evidencia que se pasa a llevar vegetación nativa y plantas medicinales como la quela quela, visibles a simple vista alrededor del camino.

“Estas intervenciones no sólo ponen en riesgo nuestra flora como patrimonio natural, sino que también nuestra fauna nativa, ya que la presencia constante del hombre y el ruido de las maquinarias han espantado a los animales silvestres propios del lugar como: zorros, perdices, tarukas, águilas y cóndores que viven en las cumbres de los cerros del sector, por nombrar algunos”, declaran en el reporte que la comunidad realizó, documento que será enviado organismos nacionales e internacionales con el fin denunciar el daño que la minera está produciendo, lo que califican como “un claro atropello a nuestros justos derechos como pueblo originario, dueños ancestrales de este territorio”.

Respecto al daño ambiental, el presidente del Comité Patrimonial de Belén, Edgardo Colque recalcó que “Belén se encuentra movilizado” y califica que la intervención de la minera “demuestra que no tiene respeto con los pueblos originarios, con nuestra naturaleza viva”, agregó.

“Belén dice no a la minería, para eso tenemos el respaldo del Convenio 169 de la OIT que en sus artículos siete, trece y catorce dice relación que el Estado debe salvaguardar los derechos de los pueblos, y conservar sus tierras y aguas de acuerdo a sus costumbres, esto ha sido complementado con la Declaración ONU sobre Derecho Humanos de los Pueblos Indígenas, en este caso Río Tinto ocasionó un tremendo daño al patrimonio de Belén”, sentenció el dirigente.


En tanto, Haylen Chang Cutipa, vocera del movimiento “Belén dice NO a la minería”, indicó que la llegada de la transnacional ha dividido al pueblo, generando expectativas laborales futuras que son inciertas. Sobre la afectación en los territorios donde se levanta el camino que usará la empresa para sus faenas de sondajes, explicó que “hay evidencia que el territorio intervenido ha sido de uso y propiedad del pueblo de Belén desde tiempo inmemoriales, por lo que no descansaremos hasta que nuestros derechos y decisión desarrollo, sean respetados”.

Masiva movilización

Cabe mencionar que el 21 de julio de 2018 la comunidad de Belén organizó y convocó a una masiva movilización en Arica donde llegaron hasta 500 personas aproximadamente, del pueblo de Belén, Socoroma, Putre, Saxamar, Chapiquiña, Lupica, Zapahuira, Guallatire, Caquena, Codpa, Pachica, comuna General Lagos, Azapa, Lluta. De Tarapacá de las localidades de: Miñe Miñe, Chiapa, Camiña.  Además, se sumaron activistas ambientales, feministas, estudiantes, medios de comunicación y ciudadanía en general que participaron, bajo la observación en terreno del INDH.

Además, la comunidad ha sostenido reuniones con parlamentarios de la Región y enviado cartas a diferentes instituciones nacionales e internacionales, junto con visitas al sector.


Más información en: https://www.facebook.com/belendicenoalamineria/

DECLARACIÓN PÚBLICA BELÉN DICE NO A LA MINERÍA



La comunidad de Belén declara a la comunidad local, nacional e internacional que:

Que la comunidad de Belén, sus hijos e hijas y descendientes, manifiesta su rotundo rechazo a las de exploraciones mineras que realiza la empresa minera Río Tinto, en el sector de Millune y su entorno, en el denominado proyecto Trinidad.

La Comunidad de Belén, ubicada en la comuna de Putre, Región de Arica y Parinacota, Chile, ha solicitado formalmente a la minera, en dos oportunidades, la entrega del proyecto, para conocer sus alcances e implicancias, sin embargo, esta solicitud ha sido ignorada en ambas oportunidades por Río Tinto, consiguiendo con la segunda respuesta sólo una imagen con la ubicación de las cuatro plataformas de sondaje por realizar, más un cuadro resumen con los trabajos programados.

Cabe señalar, que las actividades del proyecto, denominado “Trinidad”, comenzaron la última semana de mayo del 2018, sin previo aviso a la comunidad indígena mediante los mecanismos formales de comunicación, limitándose la empresa minera sólo a solicitar un pequeño espacio en la asamblea de la Junta de Vecinos de Belén, el 5 de mayo de 2018, para mostrar una escueta presentación del proyecto a los presentes.

Señalamos enfáticamente que los diálogos, comunicaciones o tratos que la minera Río Tinto haya sostenido con algunos dirigentes o habitantes del pueblo, de forma privada, no significan, en ningún caso, el consentimiento o aprobación del Pueblo de Belén hacia las actividades que la minera Río Tinto realiza actualmente en nuestro territorio, ni de ninguna otra.

Ante lo cual organizamos el 21 de julio de 2018 una masiva movilización por Arica donde llegaron hasta 500 personas del pueblo de Belén, Socoroma, Putre, Saxamar, Chapiquiña, Lupica, Zapahuira, Guallatire, Caquena, Codpa, Pachica, comuna General Lagos, Azapa, Lluta. Hermanas y hermanos de Miñe Miñe, Chiapa, Camiña.  Además, se sumaron activistas ambientales, feministas, estudiantes, medios de comunicación y ciudadanía en general que participaron, bajo la observación en terreno del INDH.

La comunidad del Pueblo de Belén conoce las nefastas consecuencias que la industria minera genera en los territorios donde se instala, pues el beneficio económico que produce la minería no podrá compensar jamás el daño irreparable e invaluable que provoca al medio ambiente, los recursos naturales, al patrimonio y a la salud de las personas.

Para nosotros, la minería no sólo destruye los ecosistemas, usurpa y contamina las aguas superficiales y subterráneas, depreda los recursos naturales y produce enfermedades en las personas, sino que además es una actividad perversa que divide a las comunidades, pues corrompe a sus líderes y compra a las personas más vulnerables, que ven en la minería una oportunidad de sustento familiar y desarrollo local, situación que se ha comprobado en Chile y otros países de Sudamérica, está lejos de ser cierto.

Es más, en visita al sector, pudimos observar cómo la Río Tinto ha cercado algunas áreas donde existe PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO (antiguos recintos habitacionales atribuibles al período preincaico), utilizando para ello una malla plástica e instalando en el perímetro un cartel con la leyenda “Área Protegida Ley 17.288”.

Esta acción está lejos de ser una protección real de aquellos recintos y sólo demuestra la IGNORANCIA E INDOLENCIA de la minera hacia nuestro patrimonio, pues no es difícil darse cuenta que estos recintos son un circuito de habitaciones y representan, en su conjunto, un asentamiento completo de alguna población que vivió allí hace cientos de años atrás. El camino minero, que está en plena construcción, pasa por el medio de este asentamiento arqueológico, a pocos metros de cada una de las habitaciones, causando un DAÑO IRREMEDIABLE al patrimonio de Belén.

Por otro lado, este sector de nuestro territorio comunicaba ancestralmente al pueblo de Belén con Lupica a través de un CAMINO TROPERO, mediante el cual se trasladaban personas de un punto a otro con caballares, mulares y ganado para pastoreo y comercio, lo que demuestra que NO SON TERRENOS ABIERTOS E INCULTOS, como lo asegura la Río Tinto, sino que por el contrario, son terrenos que fueron utilizados y ocupados por nuestros antepasados, lo que evidencia que ha sido PROPIEDAD DEL PUEBLO DE BELÉN desde tiempos inmemoriales, desde el inicio de nuestra existencia como pueblo, sociedad y cultura andina.

Pero eso no es todo, también pudimos observar cómo han obstruido bajadas de agua, donde la Pachamama ha propiciado durante miles de años la mejor manera posible de hacerlo, cortando el curso natural de las quebradillas con el camino en construcción, pasando a llevar vegetación nativa y plantas medicinales como la quela quela, visibles a simple vista alrededor del camino. Estas intervenciones no sólo ponen en riesgo nuestra flora como PATRIMONIO NATURAL, sino que también nuestra fauna nativa ya que la presencia constante del hombre y el ruido de las maquinarias han espantado a los animales silvestres propios del lugar, como zorros, perdices, tarukas, águilas y cóndores que viven en las cumbres de los cerros del sector, por nombrar algunos.

Los beleneños y beleneñas, originarios quechuas y aymaras de estas tierras, conocedores de la legislación internacional que nos ampara, específicamente el Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales de Países Independientes de la OIT y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, hemos resuelto rechazar toda actividad minera en nuestro territorio, en cualquiera de sus etapas, desde las actividades de prospección, exploración hasta las de explotación, debido a que para llegar a esta última, es preciso pasar por las anteriores, representando todas ellas una vulneración a nuestro derecho a la libre determinación.


¡BELÉN DICE NO A LA MINERÍA!

POR LA DEFENSA DE NUESTROS TERRITORIOS, TRADICIONES Y PATRIMONIO ANCESTRAL



Adhieren:
(nombre,organización/ocupación, ciudad, país)

Por favor enviar a belendicenoalamineria@gmail.com gracias

Más información en https://www.facebook.com/belendicenoalamineria