lunes, 20 de agosto de 2018

Comunidad de Belén denuncia daños patrimoniales provocados por trabajos de exploración minera



Intervenciones en sitios arqueológicos, camino tropero y afectación a la flora y fauna, son algunos de los daños producidos por la minera transnacional Río Tinto en la construcción del camino para el proyecto minero “Trinidad” en el sector de Millune, Belén, comuna de Putre, Región de Arica y Parinacota.

Así lo denuncia la comunidad de belén, quienes, en una visita al sector, realizaron una inspección a los trabajos que la minera desarrolla con el fin de llevar a cabo sondajes que, según información entregada por la empresa, se realizarían en agosto y septiembre de 2018.

Daños irreparables


De acuerdo a la comunidad, el camino minero atraviesa un asentamiento arqueológico, cercanías de antiguas habitaciones circulares, provocando un daño irreparable al patrimonio del pueblo.

Además, ocupa parte del camino tropero que une a Belén con Lupica, donde las y los antepasados se trasladaban en mulares o caballares con ganado ya sea para el pastoreo como comercio, lo que demuestra que no son “terrenos abiertos e incultos” como señala la empresa en las cartas que hizo llegar a la comunidad al consultarle por el proyecto.

Denuncian también que el camino al sondaje ha obstruido bajadas de agua, cortando el curso natural de las quebradillas, donde se evidencia que se pasa a llevar vegetación nativa y plantas medicinales como la quela quela, visibles a simple vista alrededor del camino.

“Estas intervenciones no sólo ponen en riesgo nuestra flora como patrimonio natural, sino que también nuestra fauna nativa, ya que la presencia constante del hombre y el ruido de las maquinarias han espantado a los animales silvestres propios del lugar como: zorros, perdices, tarukas, águilas y cóndores que viven en las cumbres de los cerros del sector, por nombrar algunos”, declaran en el reporte que la comunidad realizó, documento que será enviado organismos nacionales e internacionales con el fin denunciar el daño que la minera está produciendo, lo que califican como “un claro atropello a nuestros justos derechos como pueblo originario, dueños ancestrales de este territorio”.

Respecto al daño ambiental, el presidente del Comité Patrimonial de Belén, Edgardo Colque recalcó que “Belén se encuentra movilizado” y califica que la intervención de la minera “demuestra que no tiene respeto con los pueblos originarios, con nuestra naturaleza viva”, agregó.

“Belén dice no a la minería, para eso tenemos el respaldo del Convenio 169 de la OIT que en sus artículos siete, trece y catorce dice relación que el Estado debe salvaguardar los derechos de los pueblos, y conservar sus tierras y aguas de acuerdo a sus costumbres, esto ha sido complementado con la Declaración ONU sobre Derecho Humanos de los Pueblos Indígenas, en este caso Río Tinto ocasionó un tremendo daño al patrimonio de Belén”, sentenció el dirigente.


En tanto, Haylen Chang Cutipa, vocera del movimiento “Belén dice NO a la minería”, indicó que la llegada de la transnacional ha dividido al pueblo, generando expectativas laborales futuras que son inciertas. Sobre la afectación en los territorios donde se levanta el camino que usará la empresa para sus faenas de sondajes, explicó que “hay evidencia que el territorio intervenido ha sido de uso y propiedad del pueblo de Belén desde tiempo inmemoriales, por lo que no descansaremos hasta que nuestros derechos y decisión desarrollo, sean respetados”.

Masiva movilización

Cabe mencionar que el 21 de julio de 2018 la comunidad de Belén organizó y convocó a una masiva movilización en Arica donde llegaron hasta 500 personas aproximadamente, del pueblo de Belén, Socoroma, Putre, Saxamar, Chapiquiña, Lupica, Zapahuira, Guallatire, Caquena, Codpa, Pachica, comuna General Lagos, Azapa, Lluta. De Tarapacá de las localidades de: Miñe Miñe, Chiapa, Camiña.  Además, se sumaron activistas ambientales, feministas, estudiantes, medios de comunicación y ciudadanía en general que participaron, bajo la observación en terreno del INDH.

Además, la comunidad ha sostenido reuniones con parlamentarios de la Región y enviado cartas a diferentes instituciones nacionales e internacionales, junto con visitas al sector.


Más información en: https://www.facebook.com/belendicenoalamineria/

DECLARACIÓN PÚBLICA BELÉN DICE NO A LA MINERÍA



La comunidad de Belén declara a la comunidad local, nacional e internacional que:

Que la comunidad de Belén, sus hijos e hijas y descendientes, manifiesta su rotundo rechazo a las de exploraciones mineras que realiza la empresa minera Río Tinto, en el sector de Millune y su entorno, en el denominado proyecto Trinidad.

La Comunidad de Belén, ubicada en la comuna de Putre, Región de Arica y Parinacota, Chile, ha solicitado formalmente a la minera, en dos oportunidades, la entrega del proyecto, para conocer sus alcances e implicancias, sin embargo, esta solicitud ha sido ignorada en ambas oportunidades por Río Tinto, consiguiendo con la segunda respuesta sólo una imagen con la ubicación de las cuatro plataformas de sondaje por realizar, más un cuadro resumen con los trabajos programados.

Cabe señalar, que las actividades del proyecto, denominado “Trinidad”, comenzaron la última semana de mayo del 2018, sin previo aviso a la comunidad indígena mediante los mecanismos formales de comunicación, limitándose la empresa minera sólo a solicitar un pequeño espacio en la asamblea de la Junta de Vecinos de Belén, el 5 de mayo de 2018, para mostrar una escueta presentación del proyecto a los presentes.

Señalamos enfáticamente que los diálogos, comunicaciones o tratos que la minera Río Tinto haya sostenido con algunos dirigentes o habitantes del pueblo, de forma privada, no significan, en ningún caso, el consentimiento o aprobación del Pueblo de Belén hacia las actividades que la minera Río Tinto realiza actualmente en nuestro territorio, ni de ninguna otra.

Ante lo cual organizamos el 21 de julio de 2018 una masiva movilización por Arica donde llegaron hasta 500 personas del pueblo de Belén, Socoroma, Putre, Saxamar, Chapiquiña, Lupica, Zapahuira, Guallatire, Caquena, Codpa, Pachica, comuna General Lagos, Azapa, Lluta. Hermanas y hermanos de Miñe Miñe, Chiapa, Camiña.  Además, se sumaron activistas ambientales, feministas, estudiantes, medios de comunicación y ciudadanía en general que participaron, bajo la observación en terreno del INDH.

La comunidad del Pueblo de Belén conoce las nefastas consecuencias que la industria minera genera en los territorios donde se instala, pues el beneficio económico que produce la minería no podrá compensar jamás el daño irreparable e invaluable que provoca al medio ambiente, los recursos naturales, al patrimonio y a la salud de las personas.

Para nosotros, la minería no sólo destruye los ecosistemas, usurpa y contamina las aguas superficiales y subterráneas, depreda los recursos naturales y produce enfermedades en las personas, sino que además es una actividad perversa que divide a las comunidades, pues corrompe a sus líderes y compra a las personas más vulnerables, que ven en la minería una oportunidad de sustento familiar y desarrollo local, situación que se ha comprobado en Chile y otros países de Sudamérica, está lejos de ser cierto.

Es más, en visita al sector, pudimos observar cómo la Río Tinto ha cercado algunas áreas donde existe PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO (antiguos recintos habitacionales atribuibles al período preincaico), utilizando para ello una malla plástica e instalando en el perímetro un cartel con la leyenda “Área Protegida Ley 17.288”.

Esta acción está lejos de ser una protección real de aquellos recintos y sólo demuestra la IGNORANCIA E INDOLENCIA de la minera hacia nuestro patrimonio, pues no es difícil darse cuenta que estos recintos son un circuito de habitaciones y representan, en su conjunto, un asentamiento completo de alguna población que vivió allí hace cientos de años atrás. El camino minero, que está en plena construcción, pasa por el medio de este asentamiento arqueológico, a pocos metros de cada una de las habitaciones, causando un DAÑO IRREMEDIABLE al patrimonio de Belén.

Por otro lado, este sector de nuestro territorio comunicaba ancestralmente al pueblo de Belén con Lupica a través de un CAMINO TROPERO, mediante el cual se trasladaban personas de un punto a otro con caballares, mulares y ganado para pastoreo y comercio, lo que demuestra que NO SON TERRENOS ABIERTOS E INCULTOS, como lo asegura la Río Tinto, sino que por el contrario, son terrenos que fueron utilizados y ocupados por nuestros antepasados, lo que evidencia que ha sido PROPIEDAD DEL PUEBLO DE BELÉN desde tiempos inmemoriales, desde el inicio de nuestra existencia como pueblo, sociedad y cultura andina.

Pero eso no es todo, también pudimos observar cómo han obstruido bajadas de agua, donde la Pachamama ha propiciado durante miles de años la mejor manera posible de hacerlo, cortando el curso natural de las quebradillas con el camino en construcción, pasando a llevar vegetación nativa y plantas medicinales como la quela quela, visibles a simple vista alrededor del camino. Estas intervenciones no sólo ponen en riesgo nuestra flora como PATRIMONIO NATURAL, sino que también nuestra fauna nativa ya que la presencia constante del hombre y el ruido de las maquinarias han espantado a los animales silvestres propios del lugar, como zorros, perdices, tarukas, águilas y cóndores que viven en las cumbres de los cerros del sector, por nombrar algunos.

Los beleneños y beleneñas, originarios quechuas y aymaras de estas tierras, conocedores de la legislación internacional que nos ampara, específicamente el Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales de Países Independientes de la OIT y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, hemos resuelto rechazar toda actividad minera en nuestro territorio, en cualquiera de sus etapas, desde las actividades de prospección, exploración hasta las de explotación, debido a que para llegar a esta última, es preciso pasar por las anteriores, representando todas ellas una vulneración a nuestro derecho a la libre determinación.


¡BELÉN DICE NO A LA MINERÍA!

POR LA DEFENSA DE NUESTROS TERRITORIOS, TRADICIONES Y PATRIMONIO ANCESTRAL



Adhieren:
(nombre,organización/ocupación, ciudad, país)

Por favor enviar a belendicenoalamineria@gmail.com gracias

Más información en https://www.facebook.com/belendicenoalamineria

sábado, 14 de julio de 2018

Arica: Pueblo de Belén convoca a gran movilización contra la minería


El pueblo de Belén convoca a sus descendientes, hijos e hijas de pueblos las comunas Putre y General Lagos, y comunidad regional en general, a sumarse a “Belén Dice NO a la Minería: Gran Movilización de los Pueblos en Defensa del Territorio”, a realizarse el 21 de julio desde las 10.00 horas en Patricio Lynch con 21 de mayo, en rechazo al proyecto minero Trinidad que realiza la transnacional Río Tinto en los territorios de Belén. 

Belén movilizado 
Cabe destacar que la comunidad de Belén una vez que supo de las intenciones de la trasnacional de capitales anglo australianos, solicitó información a la misma Rio Tinto, que en dos ocasiones ha respondido con evasivas no entregando el proyecto a la comunidad. 

En la primera ocasión Río Tinto indicó: que el Código Minero, al concesionario le permite “catar y cavar libremente en terrenos abiertos e incultos, cualquiera sea su dueño”. Añade en la misiva que se hallan en una etapa temprana de exploraciones, que implica perforar cuatro plataformas de sondajes. 

Y en la insistencia de la comunidad, respondió con un mapa general del sector y un cronograma de 4 acciones que realizaría la empresa al 15 de junio, donde indica que del 1 de agosto al 15 de septiembre realizará 4 sondajes de aire reverso que implica la habilitación de una plataforma de aproximadamente 30 x 30 metros. 

No obstante, la comunidad encuentra insuficiente las respuestas, ya que se solicitó informes que la minera envío a Sernageomin que implica estudios hídricos, arqueológicos, medioambiental entre otros. 

Sernageomin 

 Asimismo, se realizó la solicitud a Sernageomin, vía Ley de Transparencia, donde el organismo de gobierno, pidió aplazar la respuesta que estaba fechada para el 12 de julio, por lo que la comunidad sigue sin conocer los detalles del proyecto. 

Cabe destacar que el actual director regional de Sernageomin, Alfredo Arriagada Guital, fue seremi de minería durante el primer gobierno de Sebastián Piñera quien impulsó el eje minero en la Región, ocasión donde se generaron conflictos como Los Pumas y BPH Billinton en Codpa. 

Luego Arriagada una vez que deja la seremi, en julio del 2015, solicita al Servicio de Evaluación Ambiental SEA, audiencias de lobby junto representantes de Río Tinto como gestor de interés para presentar el proyecto de exploración Palmani, en territorios de Lluta. (https://www.leylobby.gob.cl/instituciones/AW004/audiencias/2015/1834/3701

Comisión de RR.EE 

 Ante la negativa de las respuestas, la comunidad tras reunirse con el diputado Vlado Mirosevic, tuvo la oportunidad de exponer su situación y rechazo a la minería en Belén, frente a la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja que preside el diputado ariqueño, donde dicha instancia legislativa comprometió solicitar información a Sernageomin y la Ministerio de Desarrollo Social por la pertinencia de Consulta Previa Indígena por la intervención en zona que implica la habilitación de un camino sin que la comunidad tomara conocimiento y consintiese como indica el Convenio 169 de la OIT. 

Belén es una localidad perteneciente a la comuna de Putre, provincia de Parinacota, Región de Arica y Parinacota, Chile ubicada a 3.240 m s. n. m. a 148 kms de distancia de Arica, es reconocido por su riqueza arqueológica y patrimonial, donde destaca el pucara de Huaihuarani, declarado Monumento Nacional, zona que es parte del “Qhapaq Ñan” conocido como el Camino del Inca. 

Más información en: https://www.facebook.com/belendicenoalamineria/

miércoles, 13 de junio de 2018

Comunidad Indígena Territorial de Belén rechaza exploraciones mineras en territorio ancestral


Su más rotundo rechazo manifestó la Comunidad Indígena territorial de Belén, comuna de Putre, Región Arica y Parinacota, Chile, frente la realización de exploraciones mineras en el sector de Millune y su entorno, por parte de la transnacional Río Tinto, empresa de capitales anglo australianos.

Situación que alertó a la organización territorial que en asamblea rechazó este tipo de intervención por el inminente daño socioambiental que provocaría la actividad minera en la precordillera, solicitando información formalmente sobre el proyecto a Río Tinto.

“La Comunidad Indígena territorial de Belén, como dueña, protectora y defensora de su territorio y patrimonio, cuidadosa y respetuosa de nuestra Pachamama (Madre Tierra) se opone firme e irrevocablemente al desarrollo de la industria minera en el territorio de Belén, la comunidad conoce el daño irreparable e invaluable que esta actividad económica provoca al medio ambiente, sus recursos naturales, al patrimonio y a la salud de las personas”, señala la comunidad en la carta enviada a la sede Chile de la transnacional minera.

Sin embargo, la empresa respondió sin entregar el proyecto, indicando que el Código Minero, al concesionario le permite “catar y cavar libremente en terrenos abiertos e incultos, cualquiera sea su dueño”.  Añade en la misiva que se hallan en una etapa temprana de exploraciones, que implica perforar cuatro plataformas de sondajes.

Ante esta situación la comunidad de Belén se mantiene en alerta y no descartando nuevas acciones para conocer el detalle del proyecto que se despliega en su territorio ancestral.

Cabe destacar que Río Tinto posee el 30% de la propiedad de Escondida y lleva más de 20 años realizando exploraciones en Chile, con iniciativas como Palmani, Mamuta en la Región.





Por Leyla Noriega

lunes, 15 de enero de 2018

Taller de radio indígena en Arica emite primer ciclo de programas bilingües


“Qhantatina Arunakasa”, “Voces del Amanecer”, en español, es el nombre del programa radial que realizó el Taller de radio indígena, iniciativa que finalizó su segundo año formativo orientado a personas de pueblos originarios radicados en Arica.

“Qhantatina Arunakasa”, es un ciclo de cuatro programas radiales con secciones bilingües (español-aymara) de una hora, con entrevistas, música, relatos y conversaciones sobre temas que eligieron las y los integrantes del taller, tales como: medicina tradicional, derechos indígenas y lingüísticos, territorio, turismo e infancia indígena.

Este primer ciclo de programas, es producto final de 16 sesiones de trabajo, donde el grupo que se formó el año 2016, consolida su formación en derecho a la comunicación indígena y conocimientos básicos de producción radial.

Los programas de radio son emitidos en Arica, los sábados del 13 de enero al 3 de febrero, desde las 17.00 horas en radio Cappíssima en el 104.9 FM.

Taller

Cabe destacar que el taller de radio buscó fortalecer el derecho a la lengua materna de los pueblos indígenas mediante la revitalización del patrimonio cultural de los pueblos andinos en la Región, a través del desarrollo de un taller de radio indígena. Además de difundir y promover la cultura y lenguas originarias a través de la radio.

Esta iniciativa está a cargo de Leyla Noriega Zegarra, Periodista UFRO, Magíster en Ciencias de la Comunicación UTA, con experiencia en radio, Derechos Humanos y Pueblos Indígenas. Integrante de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias AMARC Chile.

Este taller fue financiado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes Arica y Parinacota, a través del Departamento de Pueblos Originarios.


Conozca los programas radiales “Qhantatina Arunakasa” y el taller de radio indígena en Arica en: https://radioindigenaarica.tumblr.com